IV FSMM – Crisis globales y migraciones

Luciane Udovic e Bernard Lestienne

Alberto
Acosta (Ecuador) considera que las crisis son múltiples y tienen que
ser comprendidas en toda su dimensión. Son crisis globales, sistémicas y
multifacéticas. La historia del capitalismo es una sucesión de crisis.
El proceso de las migraciones está ligado al crecimiento del
capitalismo.

Las
crisis son multifacéticas y sincronizadas. Tiene múltiples facetas:
crisis socioeconómica, planetaria, ambiental, energética, ética,
ideológica.

Los
motores del crecimiento de la economía latinoamericana fueran las
exportaciones primarias (minerales y petroleras) para satisfacer las
demandas del centro. El turismo fue otra fuente de recursos financieros.

El
crecimiento de las remesas de los migrantes ayudaron a las economías de
sus países de origen. Las remesas disminuyeron con las crisis. La
especulación es parte del neoliberalismo, inherente a él. Aumentan los
problemas ambientales (un ejemplo fue el derrame de petróleo en el Golfo
de México pela petrolera BP. Pues crecen las emisiones de CO2. La
tierra ya no es suficiente para la cantidad de habitantes.  Los países
pobres son los que más sufren. Los cambios climáticos están impactando
cada vez más en las personas (Inundaciones, incendios, calentamiento
etc…).Todo eso genera condiciones adversas al ser-humano. Ocasiona
masivo desplazamiento humano deteriorando aun más las condiciones de
vida del ser humano.

La
crisis ambiental impacta también en la producción agrícola. Así que la
tercera faceta de la crisis es la crisis alimentaria.  Hubo un
crecimiento de la hambre de 2008 a 2009 en muchos países.

La
última faceta es la crisis energética. Cada vez más la humanidad
demanda energía. Y más energía de carbón y petróleo que genera crisis
ambientales aún mayores. Todas estas facetas están estrictamente
vinculadas

La opción energética del futuro es hoy nuestro gran desafío.

Una
crisis ideológica está en marcha. ¿En este contexto, cuál es el
escenario construido? Un capitalismo cada vez mas hipócrita y mentiroso.
No hay cambios reales en la institucionalidad financiera internacional.
El FMI recupera energía y sabemos lo que eso significa.

Según
Victor Nzuni Mbembe, de la República Democrática del Congo, los
problemas migratorios son graves en toda África. La República
Democrática del Congo – RDC – es un país con muchos recursos, mas la
población es muy pobre. En el Tratado de Versalles, el continente fue
cortado como una torta. De allí surgen muchos conflictos migratorios.
Las tribus fueron divididas por falsas fronteras. Las fronteras no
tienen nada que ver con la realidad de las poblaciones.

El
Congo está en guerra. Se dice que es una guerra étnica, pero en
realidad es una guerra de minería. Ya ha causado cinco millones de
muertos. Donde hay minerales y petróleo hay bombas. La gente no puede
quedarse en las zonas de guerra. Se aumenta la población en los
suburbios.

África
necesita gente calificada, pero ellos migraron para Francia donde son
sometidos a condiciones de trabajo esclavo. Se dice que África es
soberana, pero los africanos no pueden pasar de un país a otro.

¿Para
qué sirven los 20 mil soldados de la ONU en la RDC si la guerra
continúa? ¿Si las mujeres son violadas cerca de los cuarteles de los
soldados? No hay seguridad. Nuestros países no son pobres, sino
empobrecidos. Es la deuda que nos empobrece.  55% de las tierras están
en las manos de grupos extranjeros.

Ivo
Poleto, de Brasil, habló de la dimensión ecológica ambiental de la
crisis sistémica que vive la humanidad. Desarrolló un poco más sobre la
relación entre la crisis ecológica-ambiental y las migraciones.  Estamos
viviendo en tiempos de grandes desafíos. La tierra con su lenguaje
aparentemente agresivo está dando señales de que ya no es posible
mantenerse en el equilibrio necesario para la vida. En los últimos años,
tenemos ya la confirmación científica de que este desequilibrio ha sido
provocado por los seres humanos. Los más empobrecidos son los afectados
por las consecuencias generadas por una minoría rica que consume
desenfrenadamente. Es i
ndispensable tener claro las causas de esta situación. La ONU estima
que hay 50 millones de desplazados por causas de los cambios climáticos.

En
1990 con el desmonte del socialismo,  el capitalismo se sintió
liberado, implementando políticas  cada vez más destructivas de la
naturaleza. El resultado fue un crecimiento del uso de la energía fósil.

Los
escenarios futuros dependen do que lo haremos a partir de ahora. El
escenario más optimista, si hubiera acuerdos internacionales de respeto a
la naturaleza, sería que aún tendríamos un grado adicional de
calentamiento, que ocasionaría aún mas desastres ecológicos.

En
un escenario donde no hubiese acuerdo entre los países, en 2100
tendremos un calentamiento de entre 4 y 6 grados. Más aguas ocupando
territorios etc. La tierra ya no sería habitable. Estos graves desafíos
exigen decisiones inmediatas.

Los
involucrados en el consumismo del planeta que representa los intereses
del capital son también responsables para el desequilibrio.

Queremos
relaciones que sean fuentes de dignidad. Es fundamental que los
inmigrantes tengan conocimiento de las causas y de los causadores que
generan cambios climáticos.

Los
migrantes climáticos tienen que sumase a los demás migrantes para
juntos desarrollar la propuesta de la ciudadanía planetaria, de la
ciudadanía universal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>