Ingresar
Caso Curuguaty

Crítica situación de salud de los presos en huelga de hambre

Fecha de publicación: 20 noviembre, 2012

Los médicos Cynthia Elizabeth Jara, con Reg. Prof. N° 10016 y Fabricio De Giacomi Zaldivar, con Reg. Prof. N° 9939 examinaron a los campesinos presos y presas en huelga de hambre por el Caso Curuguaty: Juan Carlos Tillería, Lucía Agüero, Alcides Ramírez y Luis Olmedo.

La inspección médica independiente se llevó a cabo el domingo 18 de noviembre en Coronel Oviedo. El informe médico es alarmante, pues según los profesionales estarían cerca de entrar en a la fase 3 que es la fase en donde corren el riesgo de perder la vida.

Según explicaron los médicos, cuando una persona entra en huelga de hambre hay tres fases; en la primera fase, en los dos o tres primeros días, el cuerpo utiliza el azúcar del cuerpo, en esta fase todavía se siente hambre. En la fase 2, el cuerpo hace uso de las reservas de grasa y en la fase 3, el cuerpo utiliza los aminoácidos o proteínas; es decir empieza a utilizar algunas reservas y empieza a afectar algunos órganos vitales como el riñón, el corazón, y el cerebro.

Lucía Agüero, el caso más preocupante

Los profesionales explicaron que el caso más preocupante es el de Lucía Agüero, a quien volvieron a trasladar a la Penitenciaría Regional de Coronel Oviedo después de la visita del juez José Benítez el último viernes. Ella se encontraría aislada, en condiciones que no favorecen a una persona que lleva más de 50 días de huelga, pues según constataron los médicos se encuentra sola, en un lugar oscuro y en cierto sentido “desorientada”. Necesitaría contención psicológica, ya que no ha superado el estado de shock, ya que vio cómo asesinaron a su hermano durante la masacre en Marina Cué. Lucía afirma que no abandonará la medida y habría dicho a los profesionales que a lo que más temía antes era a la guerra y a la cárcel, y que ya ahora ha pasado por esas dos situaciones.

Lucia Agüero Romero tiene 25 años (refiere que en su cédula y documentos figura 27 años, pero su edad cronológica y biológica real es 25 años). Inició la huelga de hambre el 27 de setiembre y lleva hasta hoy, martes 22 de noviembre, 54 días de huelga. Su peso de referencia al inicio de la huelga es de 78 kilos, actualmente tiene 63 kg, es decir, ha disminución de 15 kilos. La médica señaló que si bien es cierto, ella todavía no perdió muchos kilos es la que tiene signos de deshidratación.

“Lucia se encuentra en la etapa 2 de ayuno, donde la principal fuente de energía depende de los depósitos de grasa, con signos evidentes de emaciación y flacidez muscular marcada, pero aún sin signos clínicos de consumo de proteínas (no hay edemas), remarcando que físicamente se visibilizan depósitos grasos escasos y que la transición a la siguiente etapa del ayuno(consumo de proteínas, con edemas, generalmente irreversible) depende fundamentalmente del agotamiento de estas reservas, que en individuos con su contextura física se estima que durarían entre 40-60 días. Además la encontramos con signos de mucositis (perdida de la integridad del tejido que recubre la boca y genitales), y deshidratación (piel seca generalizada).Por lo que consideramos una emergencia para evitar el ingreso a la fase terminal de la persona en ayuno, el re-inicio de la ingesta de alimentos, ya que la mismo corre peligro de vida porque ya no cuenta con reservas para evitar entrar en consumo de proteínas con las consiguientes complicaciones (disminución de la inmunidad, infecciones, edemas, lesiones en piel, escaras de decúbito, debilidad extrema que impida la ingestión de líquidos)”, advierte el informe médico tras la evaluación clínica.

Juan Carlos Tillería, Alcides Ramírez y Luis Olmedo se encuentran en situaciones similares, aunque los médicos explicaron que el informe tiene una limitación en el sentido de que todos se niegan a los estudios laboratoriales. Los estudios laboratoriales podrían confirmar si efectivamente ya se encuentran en la fase 3, en donde se empiezan a afectar los órganos vitales.

LIBERTAD O MUERTE

“Sin libertad, moriremos, porque si no logramos nuestra libertad, en nuestro proyecto entonces ya no hay nada que sea bueno. Nadie va a retroceder. Pedimos fuerza a la gente que perdió la vida en Curuguaty, y a los que luchan a nuestro favor”, expresó Lucía Agüero en un video que fue grabado el jueves 15 de noviembre, al cumplirse 5 meses de la masacre.

Por su parte, Juan Carlos Tillería contó que es liberal y siempre ha participado en política, pero se reafirmó en su inocencia explicando que no aceptará otra cosa que no sea la libertad. “Esto es lo que quiere ver la sociedad paraguaya, la justicia paraguaya: gente desnutrida, inválida, en vez de llevar a la cárcel a los asesinos y violadores….meten a gente inocente; es que nosotros somos pobres, y entonces, nosotros no vamos a permitir eso. No vamos a retroceder”, dijo.

Luis Olmedo, el más joven del grupo, tiene 22 años y es quién más peso ha perdido. “Lo único que pedimos con esta medida es nuestra libertad, porque nosotros no hemos cometido ningún error. Dijeron que somos del EPP, que hemos ido a emboscar policías; si pensábamos en estas cosas, no hubiera llevado a mi esposa y a mi hija de tres años, también estaba conmigo mi hermana y estaban con nosotros varias mujeres”, expresó. “Esperamos que la justicia se haga como corresponde y que sea rápido”, insistió.

“Estamos decididos, aquí, a quienes necesitamos es al fiscal y al juez, que vengan a mostrarnos nuestras responsabilidades, si es que hay. Con mucho gusto vamos a pagar con la cárcel si pueden demostrar nuestra culpabilidad, pero si no nos presentan nuestra libertad, no retrocederemos en nuestra medida”, dijo Alcides Ramírez.

RESPONSABILIDAD DEL MINISTERIOBLICO Y EL SISTEMA JUDICIAL

La masacre de Curuguaty tuvo su origen en un procedimiento judicial encabezada por la fiscal en ese momento, Ninfa Aguilar. Según denunció en medios de comunicación, el senador Luis Alberto Wagner, la Ninfa Aguilar fue anteriormente abogada del Blas N. Riquelme, político y empresario colorado a quién supuestamente pertenecía la tierra donde ocurrió la masacre el 15 de junio pasado. La orden del procedimiento judicial se basó en que estas tierras supuestamente pertenecía a Blas N. Riquelme, luego fue aclarado: eran tierras públicas.

17 paraguayos murieron en el trágico suceso. 6 policías y 11 campesinos. Este hecho costó el cargo al Presidente de la República, el presidente Fernando Lugo. La fiscal Ninfa Aguilar se apartó del caso, y asumió el fiscal Jalil Rachid, hijo del político colorado Bader Rachid Lichi, quien –según asumió el propio fiscal en declaraciones a la prensa-era amigo de Blas N. Riquelme. Los abogados de la defensa de los campesinos solicitaron la recusación del fiscal, pero fue denegada.

En reunión con los familiares y organizaciones de Derechos Humanos, este lunes 19 de noviembre, el Juez Penal de Garantías de Curuguaty, Abogado José Benítez, señaló que no podía otorgar la prisión domiciliaria ya que el fiscal de la causa se oponía. Según la Constitución Nacional y el Código Penal, el juez es independiente y si bien puede tomar las recomendaciones del fiscal, esta recomendación no es vinculante. Ya que una salida humanitaria a la grave crisis podría ser la alternativa a la prisión preventiva: la prisión domiciliaria.

Debido a la gravedad que reviste la situación de los que hoy se encuentran en huelga de hambre, igualmente, los cuatro presos y presas necesitarían un mes de internación en un hospital de alta complejidad para volver a ingerir alimentos.

Felipe Nery Urbina

Si bien Felipe Nery Urbina no tiene como abogados defensores a Guillermo Ferreiro y a Vicente Morales, las organizaciones sociales que integran la plataforma denominada Articulación Curuguaty manifiestan su preocupación por la salud de Felipe Nery Urbina, ya que la recuperación tras tantos días de huelga debe realizarse con la observación y condiciones médicas que no se cuentan en la penitenciaría de Coronel Oviedo, donde va un médico cada dos semanas.

FAMILIARES

Los familiares de los presos y víctimas de Marina Cué acordaron realizar una manifestación permanente en Curuguaty para solicitar al juez de la causa, Abogado José Benítez y al Fiscal General del Estado, Javier Díaz Verón, que considere la vida de los presos y presas, y tome una decisión que pueda favorecer las condiciones para que los que están con la medida de huelga de hambre puedan considerar el abandono de la medida.

Más informaciones
Vicente Morales, abogado, 0971-742004
Cynthia Elizabeth Jara teléfono 0983-876876
Perla Álvarez, Articulación Curuguaty 0981-146 575

Equipo de comunicación de Articulación Curuguaty

Carlos Goncalvez, Red de Radios Educativas del Paraguay 0982419236
Fátima Rodríguez, Ápe Paraguay 0984-278776
Rufino Diana, Voces Paraguay 0986-199454
Nadia López, Conamuri 0985-315195

Última modificación: 23 de enero de 2013 a las 10:43
Hay 0 comentarios
For security reasons you need to type the text displayed in the following image <img src_="/captcha/image/26ee214d6bb9582b118b57b20ff9552c67c68fcd/" alt="captcha" class="captcha" /> <input type="hidden" name="captcha_0" value="26ee214d6bb9582b118b57b20ff9552c67c68fcd" /> <input type="text" name="captcha_1" />