Ingresar
Presidente busca militarizar la sociedad

COPINH rechaza la creación y elevación a rango constitucional de la Policía Militar de Orden Público (PM)

Fecha de publicación: 26 enero, 2015

Mientras que en algunos países, como Brasil, la población civil demanda de forma permanente la eliminación de la Policía Militar (que mata todos los años a miles de ciudadanos, en especial a jóvenes negros), el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, camina en dirección a las tinieblas y propone militarizar aún más una sociedad ya excesivamente violentada desde el poder del Estado, los terratenientes y el capital transnacional, mediante la creación de una “nueva” Policía Militar de Orden Público (PM), que sería investida con rango constitucional. Semejante demencia solo se explica como parte de un proyecto de aniquilación de las resistencias populares al avance del capitalismo depredador impuesto en el país no solo históricamente, sino en particular desde el sangriento golpe de Estado de 2009.

COPINH RECHAZA LA CREACIÓN Y ELEVACIÓN A RANGO CONSTITUCIONAL DE LA POLICÍA MILITAR DE ORDENBLICO (PM)

Nos sumamos al rechazo de la PM y sus fines ocultos al servicio del poder, por lo tanto manifestamos:

1.- Que rechazamos no sólo que se eleve a rango constitucional la Policía Militar, sino también la creación de esta estructura que viene a endurecer la militarización de la sociedad expresada en el avasallamiento mediático, cultural, político y social como mecanismo de control ciudadano, que además criminaliza las luchas sociales y políticas y atenta al respeto de los derechos humanos y civiles.

2.-La Policía Militar es un atentado a la policía civil, a la independencia, soberanía y supuesta superioridad del sistema judicial y fiscal, con funciones paralelas a la policía y al ejército de Honduras y exclusiva del uso del presidente Juan Orlando Hernández quien ha destinado enormes presupuestos para la misma abandonando cada vez más sectores vitales como salud, educación y el INA.

3.- Que la policía Militar es una estructura paramilitar, con el agravante, como es típico de estos cuerpos ilegales, de tener una lógica y función ajena al respeto de los derechos humanos, civiles y políticos y al trato de las complejidades sociales instaladas en el desenvolvimiento del crimen, el cual gira y funciona desde cúpulas de poder oculto con tentáculos en las mismas instituciones militares y policiales y grupos de poder económico y político.

4.- Hacemos un llamado a los y las diputadas que tienen la decisión de oponerse a que la Policía Militar se eleve a rango constitucional que se mantengan y voten en contra de este nuevo acto de Juan O. Hernández, quien impulsa servilmente una de las mayores etapas de violencia capitalista y militar en Honduras. A esos congresistas, les demandamos que no se presten al juego de un plebiscito o referéndum sobre este debate, pues la maquinaria nacionalista recalcitrante y algunos sectores de poder están listos para más fraudes y manipulación de todo tipo que daría como resultado seguro lo que precisamente JOH pretende.

5.- Que se reconozca que el problema de la criminalidad es producto de un sistema económico, social, cultural y político injusto que ha llevado a que Honduras se ubique dentro de los países donde más ha crecido la desigualdad social y económica en este continente, con una población donde el 80% vive empobrecida o en miseria. La dominación y el intenso saqueo implantado en Honduras están diseñados para mantener y reproducir la industria del crimen incluyendo el narcotráfico y el modelo extractivista, concentrador de enormes ganancias y poder. POR LO ANTERIOR LA CRIMINALIDAD Y SUS EFECTOS NO SE RESULEVE CON LA POLICIA MILITAR, NI CON LA MILITARIZACIÓN.

6.- ASPIRAMOS A UNA HONDURAS CON JUSTICIA SOCIAL, ECONÓMICA, AMBIENTAL Y CON ÉTICA POLÍTICA, CON POBLACIÓN SANA, CON ACCESO A LA EDUCACIÓN, TIERRAS, TERRITORIOS, CULTURA, A LA ALIMENTACIÓN Y VIDA DIGNA, CON PROCESOS QUE DESMONTEN LA OPRESIÓN, SAQUEO Y DICTADURAS, QUE POR ENDE GENERARÁ SEGURIDAD CIUDADANA DESDE OTRA ESFERAS Y LÓGICAS DE BENEFICIO PARA EL PUEBLO HONDUREÑO.

Dado en Intibucá, a los 23 días del mes de enero del 2015.

¡Con la fuerza ancestral de Iselaca, Lempira, Mota y Etempica se levantan nuestras voces llenas de vida, justicia, dignidad, libertad y paz!

Última modificación: 26 de enero de 2015 a las 14:53
Hay 0 comentarios
For security reasons you need to type the text displayed in the following image <img src_="/captcha/image/9beef0691d1e4f08a8e6c631b6be4201c2df1fd5/" alt="captcha" class="captcha" /> <input type="hidden" name="captcha_0" value="9beef0691d1e4f08a8e6c631b6be4201c2df1fd5" /> <input type="text" name="captcha_1" />