Ingresar
Perú en estado de emergencia

Al asesinato simbólico sigue necesariamente el físico

Fecha de publicación: 1 junio, 2012

Las transnacionales lucran, la democracia muere, el medioambiente muere, las comunidades mueren y los peruanos mueren, asesinados por la policía que mata para poner orden. Sin novedad en el frente…

Las transnacionales lucran, la democracia muere, el medioambiente muere, las comunidades mueren y los peruanos mueren, asesinados por la policía que mata para poner orden. Sin novedad en el frente. Hace dos décadas que el guión es bien conocido por todos, es como una suerte de serie televisiva exitosa, que ya va en su cuarta temporada, ahora con nuevos artistas invitados para elevar transitoriamente el rating perdido por los desgastados protagonistas anteriores.

Las informaciones señalan al menos dos asesinados por la policía en las protestas de la comunidad de Espinar en Cusco contra la contaminación de una minera transnacional. Ya van cerca de una decena en el primer año de este gobierno. Más allá de las hipocresías al uso y la manipulación de los monopolios mediáticos por parte de los dueños del Perú, más vale que al menos alguien lo diga de frente: así es exactamente la única manera como el Perú puede mantenerse en el modelo neoliberal y dependiente, y en el publicitado crecimiento macroeconómico exitoso, que sin embargo ha generado la mayor emigración en la historia del país (más de tres millones), y que mantiene extensas zonas en la pobreza, la exclusión, la contaminación y, finalmente, la represión criminal.

Pero el asesinato físico ha sido precedido del asesinato simbólico. De nada han valido los innumerables informes oficiales y públicos, del propio Ministerio de Salud (2010) y de otras entidades, entre ellas la de una Congresista de la zona del propio partido de gobierno, que señalan la insoportable gravedad de los abusos contra la población por parte de la minera. El presidente se ha permitido, horas antes de los asesinatos, calificar a los manifestantes de esa y otras zonas como “violentistas” y “extremistas”. Con un mínimo de sinceridad, ¿Qué podía esperarse luego de eso que hiciera la policía?

Y ¿cómo no?, se ha declarado el estado de emergencia en la provincia de Espinar, por enésima vez en estos últimos veinte años.

La larga guerra de las transnacionales y los gobiernos peruanos por imponer su propio a bien al pueblo peruano libra otra heroica batalla.

Última modificación: 23 de noviembre de 2012 a las 10:19
Hay 0 comentarios
For security reasons you need to type the text displayed in the following image <img src_="/captcha/image/c264ef448e738b5454480ebd42c00244e3fd9c10/" alt="captcha" class="captcha" /> <input type="hidden" name="captcha_0" value="c264ef448e738b5454480ebd42c00244e3fd9c10" /> <input type="text" name="captcha_1" />